El cuidado del esmalte dental es esencial para disfrutar de una buena salud e higiene bucal. La parte fundamental para proteger tu esmalte dental es extremar los cuidados de la limpieza dental. Esto ayudará a que no queden restos de comida, a que no se forme placa bacteriana y a que, por tanto, no haya ataques invasivos sobre nuestros dientes.

Para ello, debemos seguir en nuestra rutina diaria los siguientes pasos:

  • Cepillado después de la comida. También, en ocasiones es recomendable masticar chicle sin azúcar. Además debemos recordar que un mal cepillado, hacerlo con demasiada fuerza o con un cepillo demasiado duro, puede ser perjudicial para el esmalte.
  • Enjuague bucal. Son recomendables aquellos que no contengan ni alcohol ni clorhexidina, que a largo plazo manchan nuestros dientes.
  • Evitar las comidas azucaradas
  • Después de comer un alimento muy ácido debes enjuagar tu boca con agua para retirar de tus dientes el exceso de acidez. También puedes tomar un vaso de leche para eliminar completamente esa acidez, ya que el calcio que contiene ayuda a eliminarla.

blog-esmalte-acido

Además podemos reforzar nuestra higiene mejorando nuestros hábitos de consumo y de alimentación. Debemos ingerir alimentos que nos pueden ayudar a proteger nuestro esmalte dental. Alimentos como el queso y las semillas de sésamo son muy buenos para proteger el esmalte, mientras que otros productos ácidos como los refrescos gaseosos suelen atacar directamente el esmalte dental.

Si deseas lucir una sonrisa más blanca, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Gracias a nuestras técnicas de blanqueamiento dental lograrás lucir el blanco que deseas en tus dientes.

FADES.

Dental y especialidades.                                                            

 

                                                                                                                        Sevilla, 13 de Marzo de 2020.

Lamentamos comunicarle que debido a la rápida e incontrolada evolución de la pandemia del virus COVID-19 nos vemos obligados a reducir drásticamente nuestra actividad en la práctica diaria de nuestra clínica.

Ha sido una decisión difícil, pero a la vez creemos que es una decisión coherente y responsable por el bien común, y con el fin de evitar posibles riesgos para la salud de nuestros pacientes y de nuestro equipo. La poca distancia con la que trabajamos con nuestros pacientes, el aerosol que se produce con mezcla de saliva, aire y agua alrededor de la boca de los pacientes mientras trabajamos y la falta de mascarillas modelo FFP2 (N95), agotadas desde hacer ya más de un mes, nos obligan a trabajar con nuestras mascarillas habituales que no nos protegen del coronavirus, haciéndonos posibles vehículos de contagio, y nos vemos en la obligación de evitar el riesgo de dicha diseminación.

Como personal sanitario que somos, seguiremos atendiendo a nuestros pacientes a través de las llamadas telefónicas y mantendremos un servicio de guardia para atender personalmente cualquier urgencia que pueda surgir, o resolver cualquier consulta que quiera realizarnos.

Estaremos a su disposición, esperando poder volver pronto a la normalidad y lamentamos el retraso que podemos ocasionar en las citas que ya estaban programadas.

Agradeciendo vuestra comprensión, os saluda atentamente.

 

Dra. Fátima García García

Nº Col: 41001740                               

You have Successfully Subscribed!