En muchas ocasiones, acuden a nuestra clínica dental de Carmona pacientes preocupados por la estética de su sonrisa. A algunos de ellos, contar con determinadas imperfecciones dentales les supone un problema de inseguridad.

Para estos casos, existen determinados tratamientos de odontología estética que pueden ayudar enormemente a mejorar el aspecto de la sonrisa. Entre ellos, la colocación de carillas. Pero ¿qué son, qué tipos existen y cuáles son las mejores? Si quieres descubrirlo, ¡sigue leyendo este post! 🤓

Recordamos, ¿qué son las carillas dentales?

Seguramente alguna vez has oído hablar de las carillas dentales y, si no, no te preocupes porque vamos a explicarte qué son. Se trata de unas finas láminas de composite o porcelana que se adhieren a la cara externa del diente con la finalidad de corregir defectos estéticos relacionados con su color, forma, tamaño o posición.

En este sentido, algunas de las imperfecciones que logramos disimular con las carillas son diastemas, dientes demasiado pequeños, manchas, problemas de oscurecimiento o amarillamiento dental, desgastes, fracturas y roturas dentales… Gracias a las carillas, conseguimos una sonrisa más homogénea, aumentando la confianza y seguridad en sí mismo del paciente.

Tipos de carillas

En función del material del que estén hechas, podemos distinguir dos tipos de carillas dentales:

  • Carillas de composite: este material es una resina sintética similar a la que se utiliza en tratamientos como los empastes. Se utilizan en aquellos casos en los que hay que corregir defectos leves y localizados. El procedimiento consiste en la colocación del material sobre el propio diente del paciente por parte del odontólogo, quien va moldeándolo hasta conseguir el resultado deseado. Para colocar esta clase de carillas es necesario que el profesional cuente con una gran habilidad y pericia.

Debido al paso del tiempo, al consumo excesivo de determinados alimentos con alta pigmentación (café, té negro, vino tinto, frutos rojos), a la deficiente higiene bucodental o al tabaco, las carillas de composite pueden verse afectadas por tinciones. Por ello, conviene cuidarlas exhaustivamente, así como acudir periódicamente a la clínica para mantenerlas en perfecto estado.

  • Carillas de porcelana: a diferencia de las carillas de composite, las de porcelana son elaboradas en el laboratorio. Están especialmente indicadas para disimular imperfecciones estéticas más severas. Además, su resistencia y durabilidad es mayor que las de composite, puesto que ni se tiñen ni tampoco cambian de color con el paso del tiempo.

Por todo ello, las carillas de porcelana se convierten en la mejor opción para lograr una sonrisa perfecta, obteniendo unos resultados muy naturales. En cualquier caso, es necesario estudiar cada caso concreto para saber cuál es la solución más adecuada en función de las necesidades específicas de cada persona.

Recuerda que en Fades contamos con un equipo de especialistas en estética dental que se encargará de realizar una valoración, así como de proporcionarte un plan de tratamiento detallado para conseguir una sonrisa ideal.

Si deseas más información, te invitamos a contactar con nosotros para que podamos resolver todas tus dudas y preguntas. ¡Estaremos encantados de ayudarte!

Por último, recuerda que puedes participar a través de tu comentario y solicitar tu primera visita gratis.

¡Un saludo! 👋

www.clinicafades.es