Las roturas dentales son una de las urgencias que más tratamos en nuestra clínica dental en Carmona. Lo cierto es que, para este tipo de casos, las incrustaciones son una excelente opción. Pero ¿qué son exactamente? ¿En qué más situaciones se usan? Si quieres conocer más detalles, ¡sigue leyendo este post!

¿Qué es una incrustación?

Una incrustación es una restauración parcial que se realiza a medida de la pieza sobre la que va a ir cementada. Su objetivo es restaurar una pieza dental cuya estructura se ha visto afectada debido a un problema de caries, desgaste, oclusión o bruxismo.

En el pasado, esta clase de incrustaciones se elaboraban en materiales como la amalgama. De esta manera, cuando el paciente hablaba o comía, este material no pasaba desapercibido, siendo una opción antiestética.

Por el contrario, actualmente, las incrustaciones se hacen en porcelana, un material altamente estético, cuyo aspecto es similar al de un diente natural. Igualmente, cabe destacar que es muy resistente.

¿En qué casos se realizan incrustaciones?

Tal y como adelantábamos al inicio de este post, este tipo de tratamiento se lleva a cabo en casos en los que el diente ha sufrido una destrucción como roturas dentales o caries extensas.

Además, es importante tener en cuenta que para poder realizar incrustaciones es esencial que haya estructura dentaria suficiente para soportar el cementado de la restauración, así como llevar a cabo una óptima higiene bucodental. Ten en cuenta que, si el paciente no sigue unas técnicas y rutinas de limpieza adecuadas, no será el candidato idóneo para que le realicen una incrustación.

En definitiva, las incrustaciones son un tratamiento conservador para restaurar piezas dentales que suponen una magnífica alternativa a las coronas dentales.

Características de las incrustaciones Onlay

Las incrustaciones Onlay se fabrican a medida en el mismo color que el diente original, de forma que se obtiene un acabado natural e imperceptible.

Estas incrustaciones son una forma de restauración indirecta, es decir, que se hacen fuera de la boca como una pieza única y sólida que se adapta al tamaño y la forma específicos de la cavidad, y luego se cementan en su lugar en el diente.

Asimismo, representan un tratamiento mínimamente invasivo, pues el tallado que se realiza es mínimo y se mantiene más estructura dentaria que con la colocación de una corona dental. También es más resistente que un empaste.

De todos modos, en Fades contamos con un equipo de odontólogos generales que se encargará de estudiar tu caso y proporcionarte un tratamiento a tu medida, además de proporcionarte toda la información que necesitas.

Si deseas más información, te invitamos a contactar con nosotros para que podamos resolver todas tus dudas y preguntas. ¡Estaremos encantados de ayudarte!

Por último, no olvides que puedes participar a través de tu comentario y solicitar tu primera visita gratis.

¡Un saludo!

www.clinicafades.es