Con el paso del tiempo, al igual que ocurre con otras partes del cuerpo, la boca tiende a deteriorarse. Este envejecimiento se traduce en oscurecimiento dental, boca seca e, incluso, pérdida de dientes. Todo esto puede llegar a afectar a la realización de hábitos diarios.

Por ello, conviene ponerle remedio lo antes posible a través de un tratamiento bucodental. Concretamente, en este post nos centramos en una de las patologías más comunes en nuestra clínica dental en Carmona: el edentulismo. ¿Qué es? ¿Cuáles son sus causas y consecuencias? Y ¿cómo puede resolverse? ¡Continúa leyendo y descubre todas las respuestas!

Características de una persona con edentulismo

Cuando decimos que una persona tiene edentulismo nos referimos a la pérdida total o parcial de los dientes. Seguro que este problema lo asocias a gente mayor, pero lo cierto es que también lo sufren otro tipo de personas. De todos modos, vamos a determinar cuáles son sus causas:

  • Enfermedad periodontal: la periodontitis o piorrea es una patología bucodental grave que afecta a los tejidos de soporte de los dientes. Cuando se encuentra en un estado avanzado, los dientes pierden sujeción y acaban cayéndose. Por ello, siempre insistimos en la importancia de realizar un diagnóstico temprano.
  • Caries: se trata de una infección bacteriana muy común que se produce debido a la falta de higiene oral. Si no se retira correctamente la placa acumulada, los ácidos van atacando el esmalte y penetran hasta las capas más internas del diente. Cuando no se trata a tiempo, puede producirse la pérdida de la pieza.

Además, las fracturas y traumatismos son otras de las causas por las que se produce la pérdida dental.

¿Qué problemas puede causar?

Las consecuencias de la ausencia o pérdida dental son:

  • Dificultad para masticar y deglutir.
  • Afectación del sistema digestivo.
  • Problemas en el habla.
  • Reabsorción de las estructuras óseas.
  • Sonrisa antiestética.
  • Apariencia de envejecimiento.
  • Problemas de autoestima.

¿Cuál es la mejor solución?

Para estos casos, la opción más cómoda y eficaz es la colocación de implantes dentales. Estos actúan como raíces artificiales. Sobre ellos, colocamos la prótesis hecha a medida que simula a los dientes naturales.

Aparte, existen otras alternativas menos confortables, como las dentaduras postizas de toda la vida. Estas son de quita y pon, lo cual hace que sean más incómodas por sus problemas de fijación y adherencia.

Sin embargo, no en todos los casos es posible llevar a cabo un tratamiento implantológico. Por ello, es fundamental contar con el asesoramiento de un profesional que se encargue estudiar y analizar cada caso concreto.

Recuerda que en Fades contamos con un equipo de especialistas en rehabilitación oral que se encargará de ofrecerte un tratamiento a tu medida.

Si deseas más información, te invitamos a contactar con nosotros para que podamos resolver todas tus dudas y preguntas. ¡Estaremos encantados de ayudarte!

Por último, no olvides que puedes participar a través de tu comentario y solicitar tu primera visita gratis.

¡Un saludo!

www.clinicafades.es